Rata Blanca 16/10/09

Rata Blanca - El último ataque


Fui a ver a la gran Rata el viernes pasado, por cuarta vez en mi vida (Monsters of Rock con Judas, fecha en el microestadio de Racing y una vuelta que tocaron gratis en parque Chacabuco). Fui sin demasiadas ganas ya que no vengo escuchando mucho de su música últimamente y el último disco lo escuche un par de veces y no me gustó nada de nada.

Sin embargo hice muy bien en ir igual porque a decir verdad me llevé una muy grata sorpresa! La banda estuvo increible, con un sonido digno de una banda internacional de las grandes. De hecho tocaron en el Luna Park, donde el año pasado vi a Judas Priest y a Megadeth, y no tienen nada que envidiarles... lo malo de todo ésto es que el precio también estaba a la altura de una banda internacional. 90 pesitos salió la entrada, que a mi criterio se justifica con el despliegue de cámaras, pirotecnia y sonido que hubo, pero más de uno opinó que se fueron al joraca.

Ya que digo pirotecnia, comento que mecharon en algunos temas llamaradas del frente del escenario y al fondo cerca de la batería. No estoy para nada de acuerdo con éstas cosas ya que me resultan un peligro... como bien entendió Giardino quién casi se caga prendiendo fuego al final del show.

Más allá del precio y del percance de último momento (no parecía haberse lastimado mucho, más que nada parecía dolerle el orgullo...) fue un espectáculo impecable por donde se lo mire, del cual vale destacar su duración: 3 horas y cuarto no es algo que logre cualquier banda. Si señores, más de tres horas de show sin descanso más allá de los interminables solos de guitarra... que ésta vez y para sorpresa de varios vinieron acompañados de un solo de teclado (grande Bistolfi!) y uno de batería, bastante largos ambos. El solo de bajo del Negro Sánchez todavía nos lo deben... afortunadamente :P.

El set list incluyó casi la totalidad del útimo disco, "El Reino Olvidado" cosa que, aunque esperada, no fue de mi agrado. De todas formas con tres horas de recital pasó bastante desapercibido y dejó lugar a clásicos como Chico Callejero, La canción del guerrero, Lluvia púrpura, Solo para amarte y otros tantos que hicieron las delicias de los seguidores más viejos. Extrañamente no hubo ningún tema de "La llave de la puerta secreta" y solo dos de "El camino del fuego" generando un bache medio extraño entre los inicios de la banda y el último disco.

En resumen, una banda que dan ganas de ir a ver, que brindan shows de altísima calidad y cuyo público se presta para el buen pogo, pero con el compañerismo típico del género.

6 Se dice...:

Revolución En Los Corazones 9 de febrero de 2010, 17:53  

No soy de escuchar Rata Blanca, pero saber que pagaste $90 por un show que valía la pena es algo que no se ve mucho por éstos días. Irme a Cosquín Rock desde Salta me salía mínimo $1.500 con un presupuesto muy acotado y la verdad no quise ahorrarlos porque sé que me voy a llevar una desilusión.
Extraño que haya recitales copados y extraño mis ganas de poguear, pero hay cosas que me enojan tanto que me dejan a un costado del escenario de brazos cruzados.

Saludos! :)

- Redwolf - 9 de febrero de 2010, 18:01  

OMFG O____O

Vale la pena pagar $90, $1500 no pago ni para que vengan a tocar a mi casa y me preparen un asado!

Jodido el tema de los recitales para los que viven lejos, yo esa no la sufro porque vivo en Cap Fed... no hay alguna alternativa a pagar esas cifras? juntar firmas para convocar bandas, contratar micros de a varios, esas cosas?

Saludos y gracias por pasar.

Natalia 4 de abril de 2010, 22:07  

No soy de ese tipo de música, pero la respeto inclusive. Estuve en el luna el sábado 27 viendo Las Pastillas del Abuelo, creo que es la única banda que me dan ganas de ir a ver siempre que tengo medianamente cerca.

Por otro lado, gracias la verdad por todo lo que dijiste en mi blog. No sé si es maduro, inmaduro, no sé si pienso mucho o demasiado poco, no sé si tal vez debería replantearme las cosas o lo hago de manera correcta. Pero lo que tengo en mi cabeza trato de pasarlo a palabras casi de manera terapéutica y por voluntad propia. En fin, repito, GRACIAS. Besos!

- Redwolf - 5 de abril de 2010, 9:54  

Gracias por tu comentario Natalia, un gustazo tenerte en el blog.

Las pastillas del abuelo es una banda que no escuché mucho más de sus cortes comerciales pero para mi son la viva prueba de que una banda se puede hacer bien de abajo... esa banda se formó en mi colegio y pese a que nunca los vi tocar hay un montón de ex-compañeros míos que si los vieron. Y francamente me da un escalofrío y me lleno de orgullo cáda vez que lo veo al cantante en la tele que sale a tocar con la remera de la escuela. Un ejemplo de alguien que no olvida los orígenes!

Saludos.

Nati 6 de abril de 2010, 22:57  

No sabía que el tema del bajón en el invierno era algo casi "médico". Ahora entiendo. Pero entonces todavía más orgullosa estoy de mí porque supe "vencer" algo que impone el propio cuerpo, no? Besosssss

Nati 15 de abril de 2010, 23:00  

Tu imágen de perfil es igual a Brandy. Brandy era siberiana, la siberiana más linda y dulce del mundo. También era rara. Muy rara.